26 de enero de 2009

UNOS HECHOS DE IMPACTO

Tengo contratada la televisión por cable, que no diré la plataforma para no hacer publicidad. En uno de los canales de cine de los que dispongo iban a empezar la película " El Caníbal de Rotemburgo ".
Me llamó la atención el título y la empecé a ver. Es bastante fuerte, pero sobre todo porque está basada en hechos reales.


He estado buscando información al respecto y la que he podido encontrar me hizo poner los pelos de punta.
Los hechos ocurrieron en Marzo de 2001, en Rotemburgo, en Alemania, concretamente en Baviera.
Parece ser que el caníbal a la edad de 8-12 años fantaseaba con comerse a sus compañeros de clase que previamente ya le gustaban, incluso parece ser que declaró que todo lo que pasó y su obsesión fue motivada por carecer de hermanos pequeños, según sus palabras:

"Es un deseo frustrado de tener un hermano pequeño.
Rubio y delgado, ése hubiera sido el tipo ideal. "

Armin Meiwes fue quien confesó haberse comido gran parte del cuerpo de un técnico informático de 42 años. Pero lo más impresionante, si cabe, es que fue con el consentimiento de la víctima.
Se conocieron por un anunció que publicó Armin Meiwes en Internet, buscando gente que quisiera someterse a sus prácticas caníbales. Tubo algunas respuesta pero en el momento de la verdad no salieron como se prevería. hasta que conoció al citado ingeniero. El homicidio, asesinato o crimen fue consentido por la víctima en todo momento y parece ser, también, que existió una cinta de vídeo donde se grabaron las imágenes de todo lo que sucedió.

En cuanto a la legislación no está penalizado el delito del canibalismo, por lo que la justicia está un poco desentendida en estos aspectos.
Después de los exámenes psicológicos y psiquiátricos que se le realizaron a Armin, se determinó que estaba en capacidad de todas sus facultades mentales y que en todo momento sabia que actos estaba realizando.
Fue posible arrestarlo gracias a que un estudiante Austríaco que vio el anuncio publicado de nuevo, buscando nuevas personas dispuestas a ser comidas vivas por un caníbal.


Lo detubieron y condenaron a ocho años y medio de cárcel, pero que con buena conducta, a los cinco o seis años podría estar en libertad.

En ningún momento del juicio, Armin, se arrepintió de los hechos que lo llevaron a la cárcel, argumentando que lo que pasó fue con consentimiento, aunque si reconoce que el acto fue amoral y enfermo.

No es que os recomiende la película en si, pero si os gustan los hechos verídicos os invito a que la visionéis.
Es increíble que estas cosas puedan suceder y lo mas asombroso es que en Alemania existen unas 800 personas que realizan este tipo de prácticas.



3 comentarios:

luy dijo...

la verdad que si que hay gente rara por el mundo y no lo digo por el si no por la victima
besosssssssssss

Dulce dijo...

Yo no creo que llegue a ver la película porque solo de pensarlo se me revuelve el estómago.
La noticia ya la conocía porque salió en todos los telediarios.

www.casperinas.blogspot.com
www.jesusnorte.blogspot.com

YO dijo...

hola racias por tu visita e visto que me tienes puesta en tu blog yo tambien te voy a poner un saludo asta pronto