18 de enero de 2009

UN POCO TRISTE

Gracias a todas por los ánimos.
La verdad es que el trabajo me hace falta, una casa no sale con un solo sueldo y dentro de dos meses, si no trabajo, las cosas se van a poner muy negras en mi familia, pero mejor no pensar en los próximos problemas, que de por si, vienen solos.
Lo que más me entristece es que ya no voy a ver a mis compañeros, que ya son mis amigos, todos los días. No reírme todas las mañanas tomando el café en la puerta, esperando que el reloj nos marque el momento de sentarnos en las sillas que nos machacan los riñones y la espalda, ponernos los cascos y empezar la jornada escuchando las quejas y problemas de los clientes que demandan nuestra ayuda.



Los cinco minutos de medio cigarrillo fumado con el cronómetro, los veinte minutos de comida para tomar un capuchino de máquina y desvincular la mente un poco de los agravios de los clientes que a veces pierden la educación, sin pensar que somos personas que estamos trabajando por un sueldo que sin tener culpa de nada, nos lo han arrebatado sin previo aviso y sin justicia.
Mis primeros amigos desde que cambié mi lugar de residencia, a 1200 km, hace 4 años. Amigos que me han hecho volver a sonreír y sin saberlo me han ayudado a empezar a superar una depresión. Personas que contaban conmigo para cualquier cosa, que me echaban de menos si no iba por cualquier razón, que se preocupaban por mi en algún día que veían que mi sonrisa no acudía a mis labios, que en mis días especiales recordaban hacer una llamada para estar un poquito a mi lado.
Eso es lo más duro que ahora se presenta por delante, porque aunque tengamos los números telefónicos, mail y demás medios de contacto, ya no será lo mismo.
Empiezas quedando una vez por semana si los nuevos cambios de tu vida te lo permiten y consigues coincidir con más de una persona. Luego las citas se van espaciando y con un poco de esfuerzo quedas una vez al mes, hasta que los meses pasan y te recuerdas a ti mismo, " tendría que llamar a... " pero pasan los días y ni llamas ni el el teléfono te devuelve ninguna llamada.


Las cosas pasan así porque por experiencia ya lo he vivido y no puedo más que entristecerme, porque no todos vivimos en un mismo núcleo, a algunos nos separan 40 km o más y la vida sigue.
Espero que no se cumplan las espectativas que se avecinan con algunas personas que sinceramente sí aportaban cosas importantes en mi vida.
Ha resultado difícil encontrar amigos durante 4 años, pero más difícil es renunciar a ellos, porque la amistad se cultiva todos los días no una vez al mes o al año.
Como veis, no estoy en uno de mis mejores días y no quiero cansaros con mi plática lastimera, así que tal como os dije os pongo la foto del bolsito que os comenté que intentaría hacer.
No tengo patrón porque lo fui haciendo sobre la marcha, y en vez de ganchillos usé dos agujas, a ver que opináis.



He puesto el paquete de tabaco para que tengáis una idea del tamaño y la perspectiva. Me falta decorarla con alguna flor de ganchillo en blanco.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

muy bonito lo que has escrito,que sepas que yo seguiré estando en Jerez,que seguiré estando ahí y que por supuesto,estoy igual o mas jodida que tu por el mismo tema...pensemos que sucede por algo en concreto,por ejemplo conocer mas gente para unir a nuestro grupo de amigos
bs...
BEREBERE

Beatrizl10 dijo...

Antes de nada recibe este SUPERABRAZO. Es normal que estés triste. Yo también estoy en paro, y es verdad que es duro, pero hay que tratar de no desanimarse porque si no, la cosa empeora.
A mí también me costó separame de mis compañeros, y las cosas sucedieron como tú bien describes, pero ¿sabes qué? La vida son cambios y uno no sabe dónde va a estar mañana, así que hay que disfrutar del momento. Piensa en todo lo bueno que hay en tu vida y disfrútalo. Cuando te dés cuenta llegará un nuevo trabajo, nuevas ilusiones y nuevos compañeros. Y quién sabe si será todo mejor de lo que era. Piensa en positivo.
Me encantan las cositas que estás haciendo. El bolsito es una monada, y el color es precioso. A ver qué tal te queda con los adornos ;).
Anda, mujer, respira profundo y trata de sonreir, ya verás que dentro de poco verás las cosas mejor. Un besito

El osito con zapatos nuevos dijo...

Levanta esos ánimos mujer. Es normal que tengas bajones en algunos momentos pero levanta esa cabeza y a pensar en cosas bonitas! como ese bolsito... que es precioso!!!!
Muchos besos

kuka dijo...

Creo que este es el últimamente el pan de tod@s nosotr@s, yo me he tirado 3 meses de baja al volcer me ha pasado lo mismo, ten mucho ánimo mucha fé, "que no hay mal que cien años dure".... ni cuerpo que lo resista, así que ánimo y tranquila, que somos muchas para apoyarnos, un besazo

KUKA

Aibonono dijo...

Me he quedado prácticamente sin palabras. Y es que tienes razón! te vas distanciando, y por hache o por be, al final, no se queda, o uno no tiene tiempo.... etc.
Como dice Berebere, yo seguiré estando ahí, y aunque sea descastada (porque lo soy, to hay que decirlo), puedes tener en mente que me acuerdo de tí y pienso en cómo estarás....Ya verás como se van solucionando las cosas. Así que muchos ánimos!!!

Además!! tenemos que liarla en mi bodaaaa!! lo recuerdas??? jejejeje!!

Saluditos Aibombonados acompañados de un abrazo kawaiioso!!! ^^

chary dijo...

CUANDO UNA VENTANA SE CIERRA, UNA PUERTA SE ABRE,O ALGO PARECIDO.
ANIMO
BESITOS Y A POR TODO.
CHARY